Y ahí lo tienes, entre lo que siento y lo que me insiste mi mente; no puedo entenderlo, que des todo por alguien y no sirva de nada, que te encuentres con gente que dicen cosas que no son y no son lo que dicen..

Es que me resulta complicado entender como las dos caras de una persona pueden revocar un caos emocional, supongo que no se puede hacer nada pero no es justo que unos sentimientos se pisoteen, que hagas cambiar tu vida tanto que te de miedo a saber sí has escogido la decisión correcta y que un día te des cuenta que todo lo que has sacrificado no ha servido para mucho.

Es curioso que a veces damos tanto sin esperar nada que cuando ves que alguien te hace daño sólo puedes sentirte defraudada. Lo que sí debemos tener claro es que las cosas buenas y malas que nos aportan los que un día se paran en nuestra vida, es que hay que aprender de los aciertos, pero mucho más de los errores y que después de todo, las malas rachas pasan. Sólo hay que saber esperar hasta la próxima oportunidad de ser feliz y sólo será cuando tu misma, te decidas a ir a por ello.

Anuncios